La nostalgia del rock español de los 60, en la Caseta

Nos encantan los años 60: Los primeros acordes del rock and roll importados a golpes espasmódicos de cadera de Elvis Presley, los andares de pato de los solos de la impetuosa guitarra de Chuk Berry y el frenesí de la beatlemanía, prendieron como una hoguera entre los jóvenes y adolescentes
españoles en el páramo de la música española, ávidos de libertad y de modernidad.

Esta es la cita, la música con ineludible referencia a guateques y a discos de vinilo, que nos trae Sound- Line Producciones a la Caseta de los Jardinillos para el próximo día 13 a partir de las diez de la noche, con la actuación de grupos emblemáticos como “Los Sirex”, “Los Mustang” o los locales “Los
Trasgos”.

“Los Sirex”, surgidos de la Barcelona del inicio de la década de los 60, apostaron por el rock and roll más clásico con un claro ascendiente de Elvis Presley y unas letras que incomodaron al régimen dando trabajo a la censura que llegó a cambiar frases en uno de sus temas más populares como fue “Si yo tuviera una escoba”.

Su actuación como teloneros en la primera actuación de los Beatles en España en 1965 los lanzó al estrellato para seguir cincuenta años después y con más de 40 discos editados, sobre los escenarios.

“Los Sirex” se acompañan con otro de los grupos míticos músico-vocales del pop-rock español de los sesenta como son “Los Mutang”, con los que ha mantenido una gran relación artística durante todos estos años, compartiendo su origen barcelonés, sus giras y hasta sus miembros.

“Los Mustang”, con una excelente factura de limpieza musical cumplieron durante los 60 las expectativas de todos los que ansiaban poder no sólo bailar, sino también entender la música que se producía fuera de nuestras fronteras, convirtiéndose en el grupo más popular de España por su multitud de versiones de los éxitos de temas anglosajones procedentes de Beatles, Manfred Mann, Walker Brothers, Move, o Scott McKenzie, con los que obtuvieron ventas espectaculares, además de versionar en exclusiva para España los discos de los chicos de Liverpool.

Sin ningún género de duda forman parte por derecho propio junto con “Los Sirex”,  “Los Bravos”, “Los Brincos” y “Los Relámpagos”, el quinteto de los grandes conjuntos de la década de los sesenta.

Y por último, acompañando de nuevo y en la Feria de Albacete, a “Los Sirex” y a “Los Mustang”, el máximo exponente local del pop-rock de los sesenta, “Los Trasgos”, que serían en palabras del crítico musical Juan Angel Fernández, “Los Brincos albaceteños”, con un repertorio que incluía composiciones propias y las inevitables versiones de las referencias de aquellos tiempos: “Los Relámpagos”, “Los Sirex”, “Spencer Davis Group”, “The Animals”, Lone Star o Ray Charles.
Un grupo de rock&beat que con dos años de carrera, entre 1965 y 1967 y hasta tres formaciones diferentes asombró a una ciudad y a una provincia que nunca había escuchado una guitarra eléctrica, convirtiéndose en los precursores locales del pop de los sesenta.

Desde su aparición en el Hotel Entrelagos de Las Lagunas de Ruidera y una carrera meteórica de dos años que acabó con la incorporación de sus miembros al servicio militar, reaparecieron con éxito en 1993 en la escena albaceteña con actuaciones esporádicas en el Nido del Arte o en la Casa de la Cultura José Saramago, la última en un festival benéfico el pasado mes de marzo.